top of page

Feliz Día de la Mamá, de parte de la Orden de Malta México

El Día de la Madre es una ocasión para celebrar y honrar el amor incondicional y la dedicación de las madres en todo el mundo. Sin embargo, en medio de esta celebración, es importante recordar que para muchas madres, este día puede estar teñido de dolor y pérdida.


 

Las mamás sufren

Para las madres con hijos desaparecidos, cada Día de la Madre es un recordatorio angustiante de la ausencia de sus seres queridos. El dolor de la incertidumbre y la esperanza nunca desaparece, y estas valientes mujeres enfrentan cada día con la esperanza de volver a abrazar a sus hijos perdidos.

De manera similar, para las madres con hijas desaparecidas y las víctimas de feminicidio, el Día de la Madre puede ser un día de profundo dolor y duelo. Estas mujeres luchan con la injusticia y la violencia de género que se llevó a sus seres queridos, y enfrentan el desafío de encontrar consuelo y justicia en medio del dolor abrumador.


Recordemos también el profundo amor que los hijos sienten por sus madres. Es un amor que trasciende el tiempo y el espacio, que nos sostiene en los momentos difíciles y nos llena de alegría en los momentos de felicidad. Las madres son pilares fundamentales en la sociedad, no solo por su papel en la crianza y educación de los hijos, sino también por su capacidad para transmitir valores de amor, compasión y resiliencia.


La mamá es caridad

En medio de las dificultades y el dolor, también encontramos historias de amor, coraje y esperanza entre las madres. Un ejemplo de ello son las beneficiarias del programa de Salva a un Niño del SIDA, así como cada mamá son ejemplos vivientes de fuerza y ​​resiliencia, capaces de enfrentar los desafíos más difíciles con determinación y fe inquebrantable. Cada lágrima derramada es un testimonio de amor infinito, y cada sacrificio realizado en nombre de sus hijos es un acto de amor heroico que merece el más profundo reconocimiento y admiración.


Oramos por las mamás

Oramos por que el amor de una madre siga brillando como una luz de esperanza en la oscuridad, guiando a sus hijos hacia la fuerza, el valor y la compasión. Que cada madre, sin importar las circunstancias, encuentre consuelo en el amor de sus hijos y en la certeza de que su amor y su sacrificio nunca son en vano. Que puedan sentirse abrazadas por el amor divino y encontrar en él la paz que sobrepasa todo entendimiento, todo esto se le pedimos a la Virgen de Filermo, Santa Patrona de la Orden de Malta para que interceda ante Dios, nuestro Señor.

 

En este Día de la Madre, recordemos que el amor de una madre es un vínculo indestructible que trasciende todas las adversidades; abracemos y honremos a todas las madres, reconociendo su sacrificio, su amor incondicional; su papel indispensable en la construcción de un mundo más justo, compasivo y solidario. Que su amor sea un ejemplo que inspire a todos nosotros a ser mejores personas y a valorar el regalo precioso de la maternidad.


Felíz día de la mamá, de parte de la Orden de Malta México

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page